Y de repente tu

Han sido semanas, meses, sin querer a nada ni a nadie y de repente llegas tu, aparecida de ninguna parte, sin hacer ruido, sin preguntarme nada pero contándote todo. Haciéndome olvidar todo, haciéndome sentir bien, haciéndome sentir de nuevo que hay un futuro, haciéndome de nuevo recuperar la ilusión, las ganas de vivir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *